Nuestras emociones y nuestra forma de manejar

CUANDO LAS EMOCIONES INTERFIEREN CON LA MANERA DE CONDUCIR

 

¿Sabías que las emociones afectan directamente la manera en la que conducimos? En Woocar estudiamos cómo las emociones afectan nuestra toma de decisiones, la capacidad para detectar los riesgos en la ruta y de razonar apropiadamente lo que está sucediendo a nuestro alrededor mientras manejamos. Las emociones tienen efectos mentales como las que mencionamos en el artículo anterior que interfieren con la toma de decisiones y las maneras de responder al volante, como así también tienen efectos físicos, como la aceleración de los latidos del corazón, sudor y sensación de falta de aire entre otras.  En todo momento en nuestra vida cotidiana podemos estar recibiendo diferentes noticias o impulsos que definen nuestras emociones y con eso nuestra manera de enfocarnos en nuestro alrededor en ese momento.

 

Los teléfonos móviles no solo sirven para hacer llamadas sino que actualmente son una pequeña super-computadora en la cual podemos  realizar un sin número de cosas. Esto permite que las personas estén constantemente conectados con la sociedad y con sus trabajos, recibiendo noticias sobre estos a toda hora y en todo lugar. Dependiendo del tipo de conversación que se esté teniendo o de las noticias que se reciben a través del móvil, la persona puede tener diferentes reacciones emocionales que pueden afectar aun más su manera de conducir. Por ejemplo, al recibir un mensaje que contenga una crítica acerca de un trabajo realizado o, peor aún, recibir malas noticias por parte de un familiar o amigo. Aunque al contrario de lo comúnmente pensado no solo las emociones negativas afectan a la persona sino que las emociones positivas también tienen un efecto sobre nuestra psiquis y atención. Las reacciones emocionales debidas a un determinado suceso o estímulo interfieren directamente con los procesos cognitivos requeridos para realizar correctamente otras tareas, tal como manejar. A esto se le conoce como distracción emocional, este tipo de distracción es uno que afecta en gran manera al individuo en cualquier tarea que este pueda estar realizando ya que el sistema cognitivo se ve comprometido.  Es con este tipo de sucesos o unos similares a estos que vamos a ver como se desencadena un tipo de reacción en el sujeto que puede ser perjudicial en la carretera ya que como efecto la persona tiende a caer en una distracción de su tarea principal. Es de este tipo de situación donde salen muchos de los actuales problemas de accidentes en la carretera.

Con la distracción emocional la persona simplemente está más concentrado en la emoción que en su alrededor, aumentando la probabilidad de causar un accidente. En estas épocas de fiestas se pueden ver como salen a la luz diferentes emociones en las personas. Cada emoción puede tener una reacción diferente cuando estamos detrás del volante: estar irritado o iracundo es asociado con manejar agresivamente y acelerar, sentirse triste se relaciona con reacciones más lentas, sentirse estresado se ve relacionado con manejar agresivamente y distraido.

 

La administración Nacional de seguridad del tráfico en la autopista en EEUU realizó un estudio sobre la agresividad de los conductores en la carretera donde salieron a relucir los resultados exponiendo que un tercio de todos los accidentes son ocasionados por la agresividad y dos tercios de estos son accidentes fatales.

 

El que la persona se concentre en manejar requiere que pueda comprometerse con la tarea, cognitivamente (con los pensamientos), visualmente (con los ojos) y manualmente (con las manos). Cada uno con una función específica y necesaria para un buen desempeño al volante. En los últimos años ha surgido una polémica sobre los dispositivos para el uso libre de manos del teléfono celular, la gran mayoría de las personas entiende que es mas seguro. En realidad estudios han comprobado que utilizar el celular en manos libres aminora  el riesgo de accidente, sin embargo no es del todo seguro, ya que aunque no está usando sus manos la persona sigue comprometiendo su atención y está expuesta a recibir estímulos que afecten fuertemente sus emociones al manejar. Mientras que en comparación a tener una conversación telefónica,  tener un pasajero en el auto puede estar menos propenso a un accidente. Ya que la persona está consciente de los alrededores al igual que el conductor y este puede evitar temas sensitivos o parar la conversación para que el conductor pueda dedicarle toda su atención a las vías en situaciones de tránsito complicadas o que lo ameriten.

 

Es importante recalcar que mientras mantenemos una conversación en manos libres y simultáneamente manejamos, nuestro interlocutor puede no estar enterado de nuestra situación de estar conduciendo un vehículo. De esta manera nuestro interlocutor espera unos tiempos de respuesta y rapidez mental que no es la que podemos rendir si estamos conduciendo al mismo tiempo. Y esto va más allá de las emociones provocadas por el mensaje que recibimos, y ¡es en cambio la necesidad de comunicar un mensaje claro y veloz la que genera un cambio en nuestras emociones y capacidades cognitivas! ¿Qué problema, no? ¿Atendemos correctamente la llamada telefónica con el manos libres, o ponemos nuestra atención a los múltiples estímulos que nos envía el resto de los autos y la propia ruta que transitamos al conducir? Estas fueron algunas de las interrogantes que nos planteó el especialistas José Nesis, quien trabaja fuertemente en estos aspectos. Pueden ver más de José en esta imperdible charla TEDx.

 

Al manejar un vehículos podemos usar distintas técnicas para evitar distracciones y que tus emociones no controlen la manera en la que conducimos: Planificar el camino con antelación, de esta manera tendrás tiempo de poder verificar los reportes de tránsito y buscar rutas alternativas de ser necesario. Bajar el volumen de la música en situaciones que requieran mayor concentración;  de esta manera te puedes concentrar más en el camino. Manten los buenos modales mientras conduzcas, esto podría ayudar a evitar o generar un accidente. Recuerda que la actitud de las otras personas en la carretera no necesariamente es relacionada contigo, no tomes las cosas personal. Y, lo más importante, no dejes que te lleguen estímulos exteriores que puedan afectar fuertemente tus emociones: ¡No atiendas el celular! #liberenalcelu #conductorresponsable #elcelupuedeesperar

 

Gracias a Lic. Carmen Contreras de la Universidad de Puerto Rico por la investigación y al Dr. José Nesis por la supervisión y contribuciones.

Woocar es un sistema de telemática para aumentar la seguridad en la conducción de vehículos, reducir los costos operativos y consumo de combustible. Todo esto, promoviendo los buenos hábitos de conducción, de manera activa.

 

Bitnami